El IRONMAN 70.3 de Rügen esconde un extenso litoral con vistas al Báltico, en el que destaca la roca blanquecina de sus acantilados. Estos hermosos parajes han inspirado a artistas y se han convertido en el destino de numerosos personajes ilustres. El encanto de los pueblos pesqueros y la arquitectura de las ciudades balneario de Rügen, convierten a esta isla alemana en un lugar perfecto para los deportistas.

La prueba de natación se desarrolla en el mar Báltico y el ligero oleaje que lo caracteriza favorece los tiempos rápidos. La segunda etapa en bici ofrece un paisaje único con un total de 420 metros de diferencia de altitud y registros muy rápidos en curso. El circuito final recorre el paseo marítimo de Schmachter de Binz, un emplazamiento único para llegar a meta y guardar una increíble panorámica en tu memoria.

Para más información del evento, visita la web oficial