Calor, terrazas, vacaciones, el verano es algo más que la temporada de las bermudas y los bikinis. En verano estamos más tiempo fuera de casa y de picoteo, y eso supone, menos tiempo (y ganas) de estar en la cocina.

Hoy te traemos 5 alimentos para inspirar tus platos de verano, de esta forma, podrás cuidar tu menú para seguir entrenando con la máxima energía (gastando menos de 30 minutos en la cocina 😊). ¡Prepara lápiz y papel, los necesitarás para la lista de la compra!

 

Entrenamiento y nutrición también en verano

En la temporada estival nuestra dieta pide platos más ligeros, frescos y con menos calorías. Sin embargo, necesitamos energía para seguir entrenando, a la vez que sobrevivimos a las altas temperaturas. Lo sabemos, ¡no es nada fácil!

Abramos la puerta a los productos ricos en vitaminas y minerales para que nos carguen las pilas frente al calor.

 

  • PARA ENDULZAR TUS DESAYUNOS

 

MIEL: la miel es una fuente ideal de carbohidratos para tomar antes y después del ejercicio, ya que mantiene la glucosa para obtener el mejor rendimiento. la miel endulzará tus platos y te ayudará a mantener altas las defensas tras largas jornadas de fondo.  La miel es un alimento muy completo por sus vitaminas, minerales, encimas, ácidos orgánicos y agua. Un poco de miel con una mezcla de cereales integrales (copos de trigo y/o avena), frutos secos (como pasas, orejones, almendras, avellanas…) y frutas desecadas (como plátano, manzana, piña…) te aportará la mayoría de las vitaminas, minerales, fibra e hidratos de carbono que necesitas en el desayuno.

TE RECOMENDAMOS: UN BOL DE YOGUR CON MUESLI Y MIEL PARA ENDULZAR TUS DESAYUNOS.

 

  • COMO TENTEMPIÉ A MEDIA MAÑANA

 

HUEVO: los tentempiés deben ser equilibrados y aportar siempre nutrientes como los hidratos de carbono, grasas positivas y proteínas como las del fiambre, el queso, el salmón ahumado o el huevo.  Este último, es un alimento muy completo y fuente de proteínas y nutrientes (Omega 3, zinc, vitamina B y yodo) que protegen los músculos sin aportar demasiado valor calórico. Puede tomarse tanto en fases de entrenamiento como en post competición ya que aporta todo lo necesario para luchar contra la fatiga (y el mal humor 😉).

TE RECOMENDAMOS: UNA TOSTADA DE AGUACATE Y HUEVO POCHADO COMO TENTEMPIÉ A MEDIA MAÑANA.

 

  • PARA COMPLETAR TUS COMIDAS

ALGAS: se encuentran en la lista de los superalimentos que más nutrientes aportan de forma natural. Son una apuesta segura gracias a sus beneficios y a los minerales, vitaminas (A, E, C y K), magnesio, calcio y hierro que contiene.  Pero, ¿por qué son tan beneficiosas para los deportistas? Porque son 100% remineralizantes, regulan la tensión arterial, ayudan a limpiar la sangre, fortalecen el sistema inmunológico y son alcalinas, es decir, depuran las sales que nuestro cuerpo no necesita. Si te animas a probar este completo superalimento, puedes empezar a incluir una base de algas en tus ensaladas.

 

TE RECOMENDAMOS: ENSALADA VERDE CON MIX DE LECHUGAS, POLLO Y BASE DE ALGAS

 

 

  • PARA MERENDAR DESPUÉS DE ENTRENAR

 

FRUTAS DE TEMPORADA: en verano conviven en nuestro frigorífico, frutas como el melocotón, la frambuesa, el higo, el melón, la mora, la nectarina, la pera o la sandía.  Las frutas son una fuente de fructosa y glucosa y, además, aportan fibra, vitaminas, minerales y, sobre todo, agua para hidratarnos. Gracias a sus propiedades, la fruta es un antioxidante, es decir, retrasa el desgaste y deterioro de nuestro cuerpo y piel. Una protección especialmente importante en esta época del año.

 

Por eso, te animamos a aprovechar al máximo las frutas que trae el verano para conseguir energía y aumentar la cantidad de líquidos que consumimos a cualquier hora. ¿Te imaginas un batido de frutos rojos con hielo triturado para después de entrenar?

 

TE RECOMENDAMOS: UN BATIDO CON FRUTAS DE TEMPORADA PARA TOMAR DESPUÉS DE ENTRENAR.

 

  • PARA DISFRUTAR DE TUS CENAS

SALMÓN: es una auténtica fuente de proteínas y uno de los mejores alimentos en los que encontrar ácidos grasos Omega – 3, proteínas, vitaminas (A, B y D) y minerales. Puedes combinar un filete de salmón con hortalizas de temporada (tomate, berenjena, calabacín, cebolla, pimiento, remolacha o zanahoria), para tus cenas. Fácil, rápido y riquísimo.

TE RECOMENDAMOS: SALMÓN CON VERDURAS SALTEADAS PARA DISFRUTAR DE TUS CENAS

 

PARA TERMINAR: TIPS DE ALIMENTACIÓN PARA ENFRENTARTE AL VERANO

 

  • Evita las comidas abundantes y muy calóricas. Saca provecho de la dieta mediterránea e incluye en tu dieta platos líquidos tan ricos y típicos como el gazpacho o el salmorejo. De esta forma, cubrirás tus necesidades nutricionales y de hidratación.
  • Toma muchas ensaladas y verduras. Recuerda que los vegetales son ricos en agua, además de una interesante alternativa para incluir en nuestra alimentación, ya sea en plato o como batido.
  • En aquellos días en los que vayas a realizar un entrenamiento intenso es recomendable incluir un suplemento de sales. En el caso de que optes por las capsulas de Enervit, toma 2 cápsulas acompañadas de medio litro de agua por cada hora de ejercicio físico (máximo 8 cápsulas al día).
  • Bebe mucho líquido, aumenta la cantidad que consumes al día. No hay mejor manera de comenzar el día que bebiendo, al menos, un vaso de agua. Recuerda que también puedes hacerlo con la ingesta de frutas, zumos o batidos naturales.
  • Incluye bebidas isotónicas en tu rutina de hidratación. De esta forma, repondrás las sales minerales esenciales que hayas eliminado a través de la sudoración. Así aumentará tu resistencia y disminuirán las molestias musculares.
  • Aumenta tu energía durante los entrenamientos. Puedes hacerlo a través de geles con o sin cafeína. Los geles de Enervit se presentan con diferentes sabores (naranja, frambuesa, té verde, cítricos, cola o piña) para adaptarse a los gustos de todos los deportistas.